Saturday, 8 October 2011

Samhain "El Señor de los Muertos"

Halloween se remonta, en sus orígenes, a los Celtas, que vivían en el norte de Francia y en las Islas Británicas. Sus sacerdotes eran los druidas, quienes se ocupaban de la hechicería, adoraban la naturaleza y atribuían a esta cualidades sobrenaturales.
Ciertos arboles o plantas como el roble y el muérdago tenían un significado religioso para los Celtas. Este pueblo adoraba a mas de cuatrocientos dioses diferentes, dedicándole una fiesta especial a "El Dios de la Muerte" o "Señor de los Difuntos" (Samhain), que se celebraba el 31 de Octubre. Este era el ultimo día del viejo año, ya que el primero de Noviembre comenzaba el invierno para los Celtas y con ello el nuevo año.
Samhain era conocido como la deidad principal de los druidas y ese día de celebración se realizaban sacrificios de animales o humanos si era necesario.
Se creía que las almas de los difuntos, después de su muerte, primeramente se encontraban en un incomodo estado intermedio; pero la noche del 31 de Octubre, tenían la posibilidad, según la elección de Samhain de regresar a los lugares en donde habían vivido o comúnmente donde habían muerto. En esos lugares los espíritus eran transformados en animales o en otras personas.
Esta estadía de las almas en el estado intermedio, de acuerdo a las ideas de aquella época, podía acortarse a través de las siguientes practicas:

  • Las almas podían buscarse un cuerpo nuevo, poseyendo de esta manera a un ser humano vivo o por medio de la intercesión de los terrenales podían llegar antes al cielo.

Debido a esto al comienzo de las fiestas de otoño e invierno, algunas personas iban de casa en casa, prometiendo orar por los difuntos a cambio de una remuneración. Se creía que quien proveía a los solicitantes con abundancia de comestibles, podía esperar que sus difuntos llegaran al cielo. El miedo de quedar endemoniado a causa de un alma errante, era combatido con hechizos de defensa. De este modo la gente se disfrazaba para pasar desapercibido o resultar poco atractivos a las almas de los difuntos que vagaban por la tierra esa noche. Se utilizaban mascaras aterradoras talladas en remolachas forrajeras que servían como disuasión. Otra de las costumbres era encender grandes fogatas alrededor de las cuales se bailaba. Con eso, se pretendía espantar a los malos espíritus, dichas danzas en su mayoría se llevaban a cabo por los druidas. Contrariamente a esto, para los espíritus o almas benignas, a quienes el señor de los muertos Samhain había dejado libres, se preparaban comidas para darles la bienvenida. Así la fiesta que en nuestros tiempos es llamada Halloween tiene un pasado cultural que se remonta a épocas medievales siendo esta una fiesta cultural de Irlanda y los países que en el pasado compartían influencias Célticas. Este es el mes en el cual se celebra Halloween, motivo por el cual decidí hacer esta nota. No olvidéis disfrazaros para la próxima celebración de El Señor de los Difuntos.

1 comment: